Dao Shu

El Arte del Sable Chino
Generalidades:
El sable (dao) es una de las armas más tempranamente usadas de la historia de China y se ubica a la cabeza de las 18 más importantes. Evolucionó de la herramienta de producción antigua, hasta convertirse de un arma antigua en una moderna.
En la sociedad primitiva, el hombre creó herramientas y armas sencillas para luchar contra el ambiente natural, los animales salvajes y sobrevivir. Según investigaciones textuales, en las postrimerías del período paleolítico surgió el cuchillo de piedra, con el cual las personas capturaban aves y combatían fieras o disputaban el espacio de existencia con otras tribus. El sable sirvió por un lado como herramienta y por otro como arma para matar enemigos y defenderse.

sable dinastia qin

Doble sable: Dinastía Qin

Medios de ese tipo, entre los que se encontraban cuchillos y hachas de piedra, empleados unos 10.000 años atrás, durante el período neolítico fueron hallados en la aldea Yangshao de la provincia de Henan. Los patrimonios de la cultura de esos tiempos se distribuyen en amplias zonas de China, en los que han sido desenterrados diversos sables de piedra.

En los períodos de Xia y Shang (siglos XXI-XI a.n.e), la tecnología de la fundición del bronce llegó a cierta escala y nivel, cuando aparecieron muchas armas forjadas con ese material, incluido el sable mejorado, tanto en la forma como en la calidad. Entre las reliquias culturales desenterradas en Yinxu y otros sitios del país, aparecen también cuchillos de bronce como uno corto, de menos de 20 centímetros de largo, que podía llevarse para defenderse, y el largo, que se ataba en un mango de madera para usarse como una gran arma.
Durante la dinastía Zhou del Oeste (siglo XI-771 a.n.e), la forma de estos instrumentos experimentó cambios notables y las técnicas de fabricación avanzaron considerablemente, adoptándose un mango más grueso y realizándose un agujero en la parte cercana al filo.
De los Períodos de Primavera y Otoño y los Estados Combatientes a la dinastía Han del Este (770 a.n.e-220), debido a la incorporación al arte militar de la infantería y la caballería, el sable se adaptó a las características hábiles de combate de estas tropas, razón por la cual se desarrolló el arma de hierro, de más de un metro de largo, así como el sable metálico. En esa época el sable era largo con mango corto y canto grueso y un lado de filo.
En la dinastía Han, el tipo de sable corto se convirtió en un arma importante en el campo de batalla, mostrando un poder apreciable por su capacidad ofensiva y defensiva. Fue también preferido por los emperadores, altos funcionarios y nobles, quienes solían llevarlo para defenderse o regalarlo a amigos y súbditos.
Hacia las dinastías Sui (581-618), Tang (618-907) y las Cinco Dinastías (907-960), ésta fue la única arma estándar del ejército. En tiempos de Tang, fueron conocidos sables de protocolo, algunos usados especialmente por la guardia del palacio imperial, y otros hechos de madera, oro o plata, sólo para ceremonias. Los soldados empleaban principalmente sables horizontales con mangos largos y doble filo para cortar a los enemigos. Además de ser armas efectivas de las tropas de la corte, los campesinos de los tiempos de Sui y Tang las usaron en sus sublevaciones.
En la dinastía Song (960-1279), la forma del sable se perfeccionó en mayor medida, cambió la hoja larga y angosta que terminaba en forma cuadrada por la puntiaguda delante y oblicua atrás, se añadió el guardamano y se quitaron el anillo y adornos de aves y animales, acercándose a los diseños más contemporáneos. De esa etapa se conocen modelos como bidao, zhaodao, qudao, huan’erdao, jidao, meijiandao, fengzuidao, yanyuedao, zhanmadao, etc.

sable dinastia ming

Da Dao. Dinastía Ming
Ya para la dinastía Ming, el Wushu estaba en boga y la gente profundizaba sus estudios sobre el arte del sable, por lo que se formaron numerosos estilos y escuelas y surgieron muchos maestros de fuertes habilidades. El famoso general de la resistencia contra los invasores japoneses y héroe nacional, Qi Jiguang, creó y compiló las “Destrezas de sable Xinyou”, combinando las técnicas chinas y japonesas. Con estas pericias peculiares, las tropas chinas derrotaron en repetidas ocasiones los ataques enemigos.
Otro maestro de este artilugio fue el líder de los levantamientos campesinos al final de período Ming, Li Zicheng. La destreza de los rebeldes resultó pragmática en el combate y el “sable Chuangwang” (rey Li Zicheng) se hizo muy conocido en el sector del Wushu, que tuvo cierta influencia en el desarrollo de diversas escuelas de este arte.
La forma y técnicas del sable progresaron aún más en la dinastía Qing. Los sables grandes, largos y solos se tomaron como armas usuales para los soldados en el combate real. Al mismo tiempo, diversos tipos fueron muy populares, entre ellos guitoudao y pudao, que atrajeron a un sinnúmero de practicantes. Después de la Guerra del Opio, las luchas del pueblo contra el imperialismo y el gobierno de Qing estaban en plena efervescencia y aparecieron muchos líderes de sublevaciones y héroes nacionales. El sable grande con mango largo que se empleaba en el Reino Celestial Taiping (el mayor movimiento revolucionario campesino de la historia china a mediados del siglo XIX) fue denominado entonces “sable Taiping”, aunque posteriormente se identificó como “sable Pudao”.
Con el vigoroso desarrollo de las artes marciales, los ejercicios de sable realzan más sus características nacionales y rasgos de ataque y defensa. Las habilidades para su manejo, creadas a base de las “Reglas de Competencias del Wushu”, exigen que los practicantes tengan buena constitución física y sólidas destrezas rudimentarias del Wushu, para adaptarse al contenido, grado de dificultad y número de movimientos. Desde 1979, se celebra cada año el “Encuentro nacional de contemplación e intercambio de artes marciales”, en que maestros provenientes de todos los lugares del país demuestran su experiencia y la importancia del sable, esforzándose por elevar el nivel de este deporte.
En 1989 el Instituto de Estudios de Artes Marciales, subordinado a la Administración Nacional de Cultura Física, convocó a los expertos para redactar los “Trucos de Competencia del Arte de Sable” y establecer de esa manera las normas oficiales para las competencias nacionales e internacionales.
El sable del Wushu moderno está incluido en los eventos competitivos nacionales y también en los juegos asiáticos y mundiales.
Los trucos y habilidades del sable son conocidos por su rica variedad y estilos distintivos. Cientos de estos han sido transmitidos en diversas partes del país y varias decenas se muestran en las competencias de los juegos nacionales del Wushu, tales como meihuadao, yueshengdao, zhuifengdao, longxingdao, guitangdao, xuehuadao, biguadao, liuhedao, bafangdao, taijidao, baguadao, wuhoudao, yanqingdao, chunqiudao, guishoudao, lianhuandao, hunyuandao, tiangangdao, dingsongdao, yujidao, taibaodao, wusongdao, shaolindao y xuepandao, entre otros.

En el Wushu moderno, las habilidades del sable se dividen en dos formas: sable individual y sable doble. También están el “sable con escudo”, “sable con muleta” y “sable con látigo”, además de “la toma de sable a mano vacía”, “sable con espada”. “doble sable con doble espada”, “sable con sable” y “sable y escudo con espada”.
Las diversas artes del sable, por su diferente dependencia del estilo boxístico, tienen su propia forma de ejercitación. Por ejemplo, el baguadao da prioridad a los pasos balanceantes y volteantes, siguiendo al sable con posturas unidas, según las exigencias de los trucos pertinentes; el taijidao demanda la suavidad y estabilidad y la combinación de la dureza y la flexibilidad con movimientos continuos; y el ditangdao se caracteriza por sus desplazamientos enérgicos y hábiles de caída, rodadura y salto.
Pese a sus múltiples tipos, un sable está compuesto por el filo, lomo, punta, guardamano y mango. El filo, en forma de arco, sirve para cortar, el lomo, algo grueso, para defender con detención y levantamiento, la punta, para propinar estocadas, y el mango largo o corto, para agarrarse.

El cuchillo es un arma corta con mango corto, atado por dos cintas de seda que le dan más lustre cuando se esgrime, y el sable de mango largo, que se usa con las dos manos, es una arma larga, además de otros tipos especiales con varios filos y puntas, como jidao, sanjianliangrendao (tres puntas y dos filos) y linjiaoshuangdao.

El gran sable es un arma larga, usada generalmente en el combate de jinetes.

12243186_1026263347418698_3324882725625646581_n
El sable sirve principalmente para cortar con su vigor y fuerza. La excelencia de sus habilidades suele describirse como “el destello frío que amenaza al adversario”, “se oye sólo al cuchillo sin ver a nadie”, etc. La destreza en su manejo, pese a los variables estilos, tiene como características comunes la valentía, rapidez, energía y dureza. Las ejercitaciones ayudan a promover el desarrollo equilibrado de los músculos de todo el cuerpo y mejorar la constitución física y las funciones de los órganos internos.
Las prácticas con el sable en los tiempos antiguos, partiendo del combate real, atribuyeron mucha atención al ataque con movimientos simples y no vanidosos. Las artes marciales modernas estimulan el fortalecimiento de la salud mediante los ejercicios. El arte del sable, luego de ser heredado y evolucionar, se ha convertido gradualmente en un evento deportivo con sus peculiares trucos y habilidades que, sobre la base de la ofensiva, aumentan posturas, saltos y vueltas más elegantes.
Características fundamentales:
1. Rapidez y misterio.
Las habilidades del sable incluyen las falsas y reales, fuertes y flexibles, misteriosas y honestas. En las prácticas la gente ha sintetizado que los desplazamientos del sable oculten engaños imprevisibles, para que el oponente fracase fácilmente ante el ataque rápido, feroz, despiadado y misterioso.
2. Combinación de la dureza y la suavidad
El empleo de las habilidades del sable requiere la combinación de la dureza y la suavidad. En sentido general, en la defensa se deben utilizar movimientos suaves y en el ataque asestar golpes fuertes. A veces es necesario combinar dos tipos de destrezas. Por ejemplo al cortar, se debe partir del movimiento suave y terminar con la fuerza, puesto que las dos técnicas se complementan mutuamente.
3. Coordinación entre el cuerpo y el arma
Se subraya que el cuerpo dirige el arma y en los desplazamientos de hombros y muñecas, los pies, rodillas, cadera, pecho y cintura deben cooperar armoniosamente. Las habilidades del sable requieren que el cuerpo promueva al hombro y éste al brazo, la muñeca controle el sable y la cintura y las piernas proporcionen la fuerza. Al emplear el sable en el corte, por ejemplo, es menester flexibilizar la cintura y voltear el cuerpo, adelantar el hombro derecho para que el brazo se extienda y movilizar la muñeca junto con la agitación del brazo.
Técnicas
Las destrezas del sable abarcan los ejercicios de cortar, tajar, colgar, tirar estocadas, barrer, levantar y atajar, en cooperación con las posturas de los pies y los saltos. Debido a los diferentes tipos de cuchillos, las formas de entrenamiento también son distintas. El arte del sable del Wushu se divide en sable individual, sable doble y gran sable con mango largo.

Sable individual: una mano agarra el sable mientras la otra ejecuta varias posturas de tendido y encogimiento, apertura y cierre y enrollamientos, para ayudar a aumentar la fuerza del sable. Por ello un refrán marcial dice “ver la mano en el sable individual”. Las técnicas de esta especialidad incluyen cortar, tajar, colgar, tirar estocadas, barrer, levantar y sostener, así como realizar trucos artísticos con la muñeca y la espalda.
Sable doble: cada mano toma un sable y las dos colaboran mutuamente con agilidad y orden. Las habilidades son similares a las del sable individual, pero con más trucos artísticos, en armonía con las posturas del cuerpo y los pies.
Gran sable: agita el arma con las dos manos, desplegando un gran ímpetu y marcialidad. En la dinastía Qing los oficiales y soldados empleaban ejemplares de 15 a 20 kilos de peso. Sus destrezas son cortar, tajar, colgar, tirar estocadas, barrer y levantar. En las prácticas la fuerza debe partir de la cintura y el cuerpo coordina con el arma.

12314031_1033006226744410_7317767991819322028_n
Técnicas básicas del sable:
1. Ferocidad y energía
En la lucha cuerpo a cuerpo, la ofensiva rápida siempre es ventajosa. En la época de las armas frías, al penetrar en las posiciones enemigas, sólo con el acercamiento veloz al adversario, uno podía vencerlo con el cuchillo. La eficacia de esta arma descansa en el corte rápido y fuerte. Por esta razón se subrayan los requerimientos de perspicacia de los ojos y agilidad de las manos, mientras que el cuerpo debe estar listo para cambiar de posturas en cualquier momento, ayudando a explotar la fuerza del sable. En su ejercitación hay que prestar importancia al ímpetu de movimientos y espíritu intrépido, haciendo que “el sable sea tan poderoso como un tigre feroz”.
2. Ayuda de la cintura a la intensificación de la fuerza
Las habilidades de cortar, tajar y barrer recurren en su mayoría a la fuerza de la cintura. Con la agilidad del cuerpo se puede aumentar la fuerza de ataque. En el combate cuerpo a cuerpo, es muy importante desplegar la ofensiva larga con un arma corta por medio del cuerpo y los pasos que se mueven rápida y hábilmente.
3. Claras destrezas del sable
Las formas de las armas del Wushu determinan sus métodos de uso. El ataque y la defensa se encarnan en la punta, el filo y el lomo del sable. La punta y el filo sirven para cortar y tirar estocadas, y el lomo embotado y grueso para defenderse. Las técnicas son establecidas estrictamente que no permiten confundirse. Si hacheamos, debemos poner fuerza en la parte delantera del filo que se dirige hacia abajo; y si estamos listos a cortar, debemos centrar la fuerza en la parte posterior del filo que se hace al sesgo.
4. Coordinación entre el sable y la mano
Un refrán marcial reza que “se precisa prestar atención a la mano vacía en el sable individual y a los pasos en el sable doble”. Es muy importante la estrecha coordinación entre los movimientos de la mano que empuña el arma y la mano libre. Esta cooperación ayuda a las cuatro extremidades a mantenerse en armonía, obtener un equilibrio corporal y desplegar las habilidades del sable en el deporte. A la luz de estos principios, las demostraciones se realizarán armoniosas, estables y fuertemente.

Deja un comentario